"En todas las ficciones, cada vez que un hombre se enfrenta con diversas alternativas, opta por una y elimina las otras; en la del casi inextricable Ts´ui Pen, opta -simultáneamente- por todas..."

jueves, 1 de marzo de 2012

¿Está acá el marido de esa amiga?

(Advertencia para las almas sensibles: Esta entrada contiene vocabulario soez)


A Manu Fernández y Mayán, indignada...




¿Sabés qué es lo que más detesto?  Las publicidades pelotudas como la de Quilmes: “ ‘El marido de mi amiga le lleva el mate a la cama con una tostada y un jugo de pomelo’… ¿Está acá el marido de esa amiga?” No, pedazo de pelotudo, está cogiendo con la mujer que ama que, casualmente, no necesita “hacerle bolsa la tarjeta de crédito”, tiene la suya, la propia, porque trabaja, como él, como una hija de puta. Porque la “amiga” no precisa que “la lleven” a comer a ningún lado porque ella tiene piernitas fuertes para ir solita, si quiere, o con sus amigas. Pero, a lo mejor, no quiere ir solita o con sus amigas y entonces deciden juntos que pueden ir juntos a cenar afuera, al cine, al teatro… Juntos leen el diario los domingos a la mañana mientras desayunan en la cama. Sí, el desayuno que preparó él.  Él, que no precisa sacarse la “original” cuando está con su mujer, su pareja, su compañera, su amor porque es libre de salir con sus amigos cuando se le canta el forro del culo, como ella, como cualquier ser humano que entiende que la pareja no es una cárcel, sino el “encuentro” (como le gusta a Quilmes) de dos personas que se aman y se respetan en su libertad. Y por eso, porque se respetan en su libertad, no necesitan tampoco “pisotear la intimidad” del otro, porque ni él es de ella ni ella es de él. Porque, ¿qué dice esa amiga? Esa amiga dice que no es la media naranja de nadie. Que él es una naranja y ella es otra. Pero no lo dice ella sola. Él también lo dice porque así entienden el amor. 
“¿Está acá el marido de esa amiga?” No, imbécil. No, hipócrita de mierda, está viendo repuestos en Warnes, tranquilo, sin necesidad de que una pelotuda con cara de orto lo acompañe si no le interesan los repuestos; está leyendo Olé para enterarse la compra y venta de jugadores de Racing porque no necesita que ella le averigüe noticias sobre fútbol… Está yendo a visitar a su madre, con ella o sin ella, porque sabe que su mujer la adora a la suegra y no le importa que la comparen con ella.
¿Sabés qué es lo que más detesto? Que estas putas publicidades sigan transmitiendo estereotipos con los que muchas mujeres no nos identificamos ya más. ¿Por qué mierda no invierten los roles tradicionales anquilosados en el imaginario social y le hacen decir a las mujeres lo que dicen los hombres y viceversa? ¿De qué tienen miedo? ¿De que muchas mujeres se den cuenta de que el forro que tienen al lado es uno de esos que andan gritando pelotudeces  en medio de un desierto virtual?
¿Sabés qué? Que se metan el igualismo en el culo.

Hasta la próxima.

20 comentarios:

Eleonora Eberle dijo...

Ja, ja, ja... Tuve que abrir youtube porque no había visto la publicidad. Sólo había leído "igualismo" y siempre me molestaba esa palabra devaluada con la que reemplazaron "igualdad".
Sí, tana Ferro, tenés todo el derecho a la puteada. El spor da asco, sobre todo la resolución final. Ponele que la primera parte, con los dos frentes y las respectivas arengas pudieran tener algo de interés pero la revolcada en la playa con todas la pelotudeces que se dicen las parejas "igualistas", es too much!
Buenísima esta entrada, te estás convirtiendo en toda una humorista stand up! Pagaría por oírte!!!

Luz dijo...

La odio, la detesto, no la soporto, y no soporto a la gente que le gusta y la comparte en facebook orgullosa como si esa publicidad reflejara algo parecido a la realidad.
GRACIAS por expresar la indignación de muchos, y más que muchos, muchas.

PD: Nunca tan acertado ese lenguaje! Putear es necesario, dijo el negro, y tiene razón.

Jason dijo...

De entrada asumí que todo lo que venía era un cita textual de Manu, y leer el texto con la imagen de ella despotricando todo eso que muchos pensamos cuando vimos la publicidad, lo enriqueció de una manera increíble!

LFyM dijo...

Es que las publicidades están basadas en estereotipos, el fontanero es gordo y se le ve la raya del orto, la mujer es pelotuda y no puede cagar entonces se toma un yogurt y además limpia la casa con la ayuda de supermúsculo, el chino del supermercado es medio gil y medio garca, el langa de la cerveza la tiene clara y se levanta las minitas mientras la mujer piensa que es un divino, etc, etc, etc. Y están/estamos los que decimos que es una pelotudez, pero esa pelotudez vende. Hablando de esa publicidad en particular...hay que decirlo sin temor, es creativa. Pero no escapa de la lógica estúpida que el hombre quiere ir a ver Huracán (porque si sos hombre TE gusta el fútbol) y la mujer no (por la mujer NO le gusta y prefiere ir a comprar. Y con mucha razón puteamos y nos indignamos, porque no nos vemos representados ahí. El lugar común no contempla las variables particulares de cada persona y cae en la estupidez de la superficialidad, y lo que es peor en este caso, en el machismo que existe en la sociedad aún.
En resumen: que se vayan a cagar.

PD: me gustó mucho la entrada. Concisa pero contundente. Y las puteadas están mas que acertadas.

latana dijo...

JAJAJAJAJAJAJA.... Genia total..
Me la imagino a la tana Ferro a las puteadas con esta propaganda...

Al igual que Eleonora croe que la primer parte tiene un aspecto simpático.. en especial el Pamper.. (me lo acuerdo con mucho cariño porque fue el lugar elegido para mi primer rateada!!!) Pero el final es TERRIBLE!!
También me la imagino a Manu super ofendida y a las reputeadas!!!!
ME ENCANTA LA TANA FERRO (será por razones de herencia?)

Anónimo dijo...

Me encantó mami! Buenísima la entrada!!!
Igual, debo admitir que algunas frases me hicieron reír.

Al ABUELO JUAN le va a ENCANTAR!!!!!

JAJAJA.

Te amo má!

Laura Esponda dijo...

Jaja!, Lili, lo único que me faltaba: subirme a un escenario!!
Luz: La verdad es que ninguna publicidad tiene la intención de reflejar la realidad, sino de vender el producto, por eso lo que dice Lautaro es muy cierto: casi todas reproducen estereotipos. No sé si es una publicidad tan "creativa". Sí, reconozco que logró el efecto que esperaba...
Ahora, no hubiera sido más creativo invertir los roles? Si las mujeres dijeran en su arenga, por ejemplo, "ya perdimos los jueves..." o los hombres dijeran: "¿Te amo o estoy con mis amigas?" se lograría el efecto y también el cuestionamiento de los roles penosamente asignados socialmente a los géneros...
Pero no le pidamos peras al olmo.A nadie que quiera vender le interesa ir contra los modelos instaurados.

Laura Esponda dijo...

Jason: Bienvenido a este espacio! Y sí, Manu fue la primera en indignarse: la recuerdo sentada frente al televisor despotricando y diciendo "me llevaste?" pero qué te pasa... o "pisoteame la intimidad?", pero de qué época salieron estos imbéciles y cosas por el estilo... Por eso, la dedicatoria, ella me dio la idea!
Tanita: Mirá vos, la Frasca rateándose!!
Hija hijísima: Entre otros, por el abuelo es la advertencia para las "almas sensibles". Jaja! Y gracias por la inspiración. Yo también te amo! (Y a Lautaro también, a ver si se me ofende!)

Ro dijo...

Bueniiiisimoooo!!!! No puedo negar que la publicdad si me hizo reir, pero tenés razon, nada que ver con la realidad. El machismo es cosa de hombres y a veces culpa de las mujeres... Debo reconocer que, aunque el marido de mi amiga le lleva el mate a la cama, yo no necesito que me despierten con un cafe ... prefiero seguir durmiendo y la verdad es que, la mayoría de las veces, se enfría en la mesa de luz ...

Laura Esponda dijo...

jaja! Ro: Estoy segura de que querés seguir durmiendo. Yo también! Pero es inevitable levantarse a las 6 o 6.30 de la mañana para ir a trabajar. Por eso el desayuno en la cama, creo que para mitigar mi malhumor matutino. Y te cuento que, de hecho, "mi" hombre lo logra con creces.
¿Sabés que estuve a punto de dedicarle a Daniel esta entrada? Iba poner "A Daniel Cámpora, por todo el aprendizaje que ha manifestado después de tantos años de compartir fines de semana en Punta de Indio"... jaja! Pero después me arrepentí... No importa, vaya este comentario como dedicatoria al marido de mi amiga que, aunque diferente, se parece mucho al marido de la amiga de la que habla en esta entrada.
Que la pasen bárbaro en el viaje!

Quilmes dijo...

tomate un té de tilo, loca!
y escribí cosas que valgan la pena...

besitos

Laura Esponda dijo...

¿Té de tilo? jaja! Prefiero el vino tinto! Que valgan la pena según quién, "Quilmes"? Gracias por el besito!

Tomás dijo...

OVACION DE PIE, PIENSO TODO LO QUE DIJISTE, Y EN MI FAMILIA ME DICEN "Vos que sos feminista, te debe re gustar esta propaganda, si habla de que son iguales"... O sea, él le pide que le reviente la tarjeta de crédito y ella le dice que vayan a ver a su suegra. ¿Dónde está el igualismo en eso? Ojo, muy divertida, reconozco que me cagué de risa, pero me lo tomo como eso, como un chiste, si no tengo que empezar a repartir misiles.

Pedro dijo...

La verdad es que a mí, en principio me hizo reír. No me la puse a pensar demasiado hasta que me enteré que tuvieron que sacar las palabras feminismo y machismo por una denuncia del inadi.
Pero la verdad, nunca viene mal desmontar el lenguaje de la publicidad para hacernos pensar un poco.
Por otro lado, aunque prefiero las de cine o de política, me encantó esta entrada!

Anahí Mazzitelli dijo...

Te vi a través del facebook de mi hermano, te comencé a leer (lo cual espero no te incomode)y me gustó mucho como escribís, como sentís. Mucho!
Que bueno encontrarte... y así... a corazón abierto.
Comparto también en este caso tu sentir. Parece que a las mujeres nos quieren perpetuar en el lugar del reclamo... mandato cultural?
Beso Lau!

Laura Esponda dijo...

Queridísimo Tomás: Tu ovación es para mí un podereso incentivo viniendo de un alma sensible como la tuya.
Pedro: El tema de que se intente igualar feminismo y machismo como si fueran dos extremos de una misma problemática me tiene bastante podrida. A esta altura, parece una discusión tan antigua y tan superada que me parece mentira que una publicidad vuelva a colocar esos "ismos" en el mismo nivel. Una vez más: el machismo es la manifestación del sojuzgamiento histórico de la mujer, mientras que el feminismo surge como movimiento en defensa de ese sojuzgamiento. Es decir, no son simples opuestos. Igualarlos es como igualar la discriminación racial al movimiento antiesclavista.
Anahí: ¿Cómo me va a incomodar que me leas? Por el contrario, todo el que escribe quiere ser leído por alguien. Me encanta que me leas! y que coincidas. Compartir sentires es una de las cosas más bellas que puedan ocurrirnos. Eso es un verdadero "encuentro" o reencuentro y esto es lo que permiten estos nuevos formatos. Gracias por comentar en este espacio y espero que sigas haciéndolo.

Anónimo dijo...

juajuajua! Me encantó esta entrada. Recien la leo! Me anote para que me llegue por mail cada vez que publique pero no me llegó. ¿Cómo tengo q hacer?
A mí me gustan las entradas de cine y política pero estas ultimas me divirtieron mucho.
Un beso, profe.
Cristian

pablo dijo...

bueno la publicidad es una empresa comercial con fines comerciales y la idea es de que todo el universo de consumidores fetichistas que adoran la cerveza y las relciones estereotipadas digan con una estupida sonrisa ,en ronda de sus abominables amigos decadentes :ja ja es asi ,tienen razon ja ja ja ,estabuenisima a lo que despues de unos tragos la subiran a su face como su ggran aporte a la masculinidad .Estoy seguro que que te enojas porque no esta la mina que en vez de abrazarse a alguno los caga a cuchillazos con la lanza

pablo dijo...

bueno el igualismo es una concepcion un tanto imbecil de una porcion inbecil de la sociedad que solo aspira a decirle a sus abominables camaradas de ibecilidad ja ja esta buenisima la de quilmes!!! es asi

Laura Esponda dijo...

Hola, Cristian, no tengo la opción para que te llegue por mail, así que no sé cómo te anotaste. De todos modos, la voy a poner para que el que quiera recibir la información, pueda hacerlo.
Totalmente de acuerdo, Pablo. Si algo busca el discurso publicitario es la identificación del posible consumidor con su producto: el macho mantenedor y la hembra obediente y pasiva ya no deberían ser garantía de identificación y, sin embargo, ¡en cuantos casos lo es! ¡Todo lo que nos falta crecer como sociedad!